CAMINO DE SANTIAGO

CAMINO DE SANTIAGO

jueves, 16 de octubre de 2014

EN EL QUINTO CENTENARIO DEL NACIMIENTO DE SANTA TERESA DE JESÚS: LA SANTA A SU PASO POR TOLEDO

Desde el pasado quince de Octubre, se ha comenzado la celebración del V Centenario del nacimiento de Santa Teresa de Jesús (28 de Marzo de 1515), "La Santa Andariega en cuya escuela aprendemos a ser peregrinos" dice el Papa Francisco de ella al mismo tiempo que se pregunta: "¿Por qué caminos quiere llevarnos el Señor tras las huellas y de la mano de Santa Teresa?". Respondiendo que "por el camino de la alegría, de la oración, de la fraternidad y del propio tiempo".

Queremos en este artículo reseñar una de las facetas de la Santa: 
Su paso y obras por Toledo y por los diversos lugares de nuestra comarca y caminos en los que estuvo presente dejando testimonio de su santidad, extractando partes (con alguna pequeña libre adaptación) de un discurso leído en la Real Academia de Bellas Artes y Ciencias Históricas de Toledo el 18 de Marzo de 1923 por D. Agustín Rodríguez y Rodríguez para conmemorar el tercer centenario de la Canonización de Santa Teresa de Jesús. Que destaca por su lenguaje poético y por las conclusiones a las que llega: designando al Castillo de Escalona como una de las principales fuentes inspiradoras de su obra "Las Moradas, del Castillo Interior".

Santa Teresa de Jesús fue monja y reformadora, escritora y mujer de casa, que con la misma facilidad y con idéntico garbo «hilaba su rueca» o escribía una página sublime. Contemplativa y mística a la vez que activa y emprendedora, volaba entre las nubes sin perder de vista la tierra, y peregrinaba por los caminos de Castilla, por ventas, mesones y palacios, sin apartar su pensamiento del cielo.

Pudo nacer en Ávila Santa Teresa o quizá en Gotarrendura; pero nadie podrá discutirnos que por sus venas corriese sangre toledana, pues toledanos eran sus antepasados paternos, y toledano era su padre, el bueno y noble hidalgo Alonso Sánchez, de Cepeda. “el toledano” le llamaban en Ávila, según atestigua Julián de Ávila, "porque había venido de Toledo".

La ejecutoria de nobleza de Alonso Sánchez y de sus hermanos nos dice que vivió en la parroquia de Santa Leocadia, y en esta parroquia ha de buscarse por tanto su casa solariega, si, como se cree la tuvo en Toledo.

Con todo, preciso es confesar que Santa Teresa no sintió impaciencia por venir a Toledo. En un viaje que hizo a Guadalupe en 1548 o 1549, se detuvo en Puebla de Montalbán 1 y quizá también en Torrijos 2 para visitar a los parientes que en ambas poblaciones tenía; pero nada indica que llegase hasta Toledo por primera vez en 1562 - y de manera bien impensada - cumpliendo órdenes del P. Provincial de los Carmelitas. Precisamente en la noche de Navidad de 1561 fue cuando recibió el mandato de emprender el viaje.
1 En Puebla de Montalbán vivía, según algunos, D. Diego de Cepeda, primo de Santa Teresa; pero según otros, residía en Toledo, De todos modos, es cierto que allí conoció Santa Teresa a su sobrina María de Ocampo, hija del dicho Diego de Cepeda. Bien merece un recuerdo esta toledana, que viviendo con su tía en el convento de la Encarnación de Ávila, fue acaso quien la decidió a emprender su obra de la reforma de la orden carmelitana, ofreciendo generosamente su legítima para fundar el primer convento.
2 En Torrijos vivían D. Francisco de Cepeda y Dª. Leonor de Cepeda, primos de la Santa y quizás algunos otros deudos. Entre las primeras Carmelitas Descalzas figuran varias parientes de la fundadora y naturales de Torrijos. Escribiendo Santa Teresa a D. Teutonio de Braganza, Obispo de Evora, alude a un fracasado proyecto de fundar un monasterio en Torrijos.

Recorrer en lo más crudo del invierno un camino de más de veinte leguas con las escasas comodidades que entonces había para viajar, no había de ser muy del gusto de una persona enferma, pero era preciso obedecer, y se puso en camino.

En una mañana de Enero, cuando comienza a despertar la vieja ciudad castellana, va ya camino adelante, contorneando las murallas, el pesado carro en que se han acomodado Doña Teresa de Ahumada, como entonces se la dice, y otra religiosa, Dª Juana Suárez, que es su compañera. En lentas monótonas horas atraviesan la Paramera de Ávila, inclemente y adusta; se adentran por las cañadas de las últimas estribaciones del Guadarrama y de Gredos, cuyas cimas se cubren con el armiño de sus nieves casi perpetuas, y descienden al valle del Alberche, donde ya los olivos ponen una nota de verdura en la aridez del paisaje invernal. Ya están, al fin, en tierras toledanas, en estos fértiles campos de Castilla la Nueva que tantas veces, en adelante, habrá de atravesar Teresa de Jesús.
En las Cartas de Santa Teresa se acredita su paso por Escalona, invitada por la Marquesa de Villena.

Escalona, Quismondo, Novés, Huecas y Villamiel señalan, muy probablemente, otras tantas etapas del viaje, que guardan, por ventura, ignorados recuerdos de la Santa Andariega. Y al declinar la tarde del tercer día, las dos viajeras contemplan con admiración, recortándose sobre el azul del cielo, el gracioso perfil de Toledo, la imperial, sentada con majestad de reina sobre el agreste trono de sus rocas y envuelta entre el polvo de oro que el sol derrama sobre ella al despedirse desde las cimas lejanas.
Palomar de Santa Teresa de Jesús en Gotarrendura (Ávila) uno de los lugares en donde es probable que naciera.
Caminos estos que recorrería numerosas veces para la fundación de varios “palomaricos de la Virgen” como poéticamente llamaba a sus conventos Santa Teresa.
Desde que salió de Toledo en 1570, había erigido en suma, doce conventos.
Pero cuando parecía más cercana la hora del triunfo, estalló bravía la tempestad. Una orden del General de los Carmelitas, enviada de Roma en la primavera de 1576, mandaba a la infatigable fundadora retirarse a uno do sus conventos y abstenerse de otras fundaciones, el convento elegido para este retiro fue el de Toledo, desde donde escribe de continuo, dando lugar a las páginas más sublimes de sus libros que le han valido el ser conocida en su posteridad con el nombre de Doctora Mística; siendo su obra cumbre “Las Moradas o Castillo Interior”
la historia de un alma que, grado por grado, se purifica, se ilumina, asciende hasta unirse con Dios en espirituales y místicos desposorios. En este libro se pueden detectar antecedentes toledanos que aquí vamos a mencionar:
La Santa ha visto en sus peregrinaciones viejos castillos, legado de pasados tiempos, en que el estrépito de las armas resonaba sin tregua en los campos castellanos. En tierras de Toledo ha visto los de Puebla de Montalbán, Maqueda, Escalona, el de Orgaz y el de Guadalerzas en Los Yébenes y algunos otros. Aquí en Toledo ha contemplado muchas veces el de San Servando, como adusto guardián del espíritu de la ciudad. ¿No es también nuestra alma como una fortaleza de continuo combatida por enemigos siempre vigilantes? Pero algunas de estas fortalezas eran a la vez suntuosas moradas donde, tiempos atrás, vivían opulentos magnates con todo el refinamiento que la inquietud de aquella época permitía. Una de estas fortalezas-palacio era la célebre de Escalona:
Santa Teresa ha tenido ocasión de verla de cerca, pues en ella pasó uno o dos días en 1568, invitada por la marquesa de Villena. Ha admirado las suntuosas estancias decoradas con gran lujo por el fastuoso condestable don Álvaro de Luna. Desde las almenas ha escuchado el rumor del río Alberche, que después de rendir homenaje a la formidable fortaleza que domina todo el valle, se aleja mansamente fertilizando los bellos sotos que bordean sus orillas. Tanto el castillo como el grandioso panorama que desde él se divisa, han dejado profunda impresión en la viva fantasía de la Santa escritora. Después de nueve años aquellos recuerdos surgen inopinadamente en la memoria...; y he ahí el plan del libro: un castillo con varias moradas, que simbolizan otros tantos grados de oración. Es un plan sencillo, expresivo, poético . Faltan no obstante, otros elementos, que la Santa hallará también en su propia memoria, con sólo recordar una visión que había tenido muchos años untes. "De presto se recogió mi alma” había escrito en su Vida “y pareciome ser como un espejo claro toda ..... , y en el centro de ella se me representó Cristo Nuestro Señor”.
La Santa cuenta a su confesor el Padre D. Diego de Yepes, prior del Convento de la Sisla, cómo el plan de Las Moradas le fue mostrado en una visión que tuvo en Toledo "víspera de la Santísima Trinidad

 Ahora ya está el plan completo. La imagen del castillo y del espejo se han fundido y la adusta fortaleza de Escalona se ha poetizado convirtiéndose en un castillo de diamante o claro cristal, en cuyo  centro se imagina la Santa la morada de Jesucristo.

“Estando hoy suplicando a nuestro Señor hablase por mí, porque yo no atinaba a cosa que decir ni cómo comenzar a cumplir esta obediencia, se me ofreció lo que ahora diré, para comenzar con algún fundamento: que es considerar nuestra alma como un castillo todo de un diamante o muy claro cristal, adonde hay muchos aposentos, así como en el cielo hay muchas moradas. Pues consideremos que este castillo tiene, como he dicho, muchas moradas, unas en alto, otras en bajo, otras a los lados; y en el centro y mitad de todas estas tiene la  más principal, que es a donde pasan las cosas de mucho secreto entre Dios y el alma”

miércoles, 15 de octubre de 2014

EXPOSICION FOTOGRAFICA EN TALAVERA DE LA REINA

Desde el lunes 13 de Octubre se puede contemplar una exposición fotográfica sobre el Camino de Santiago en la Biblioteca Municipal José Hierro de Talavera de la Reina.
Esta exposición ha sido preparada por la Asociación de Amigos del Camino de Santiago en Talavera de la Reina y cuenta con la colaboración de nuestra Asociación aportando material que ya quedó expuesto con anterioridad en lugares como Escalona, Novés y la Biblioteca de Castilla la Mancha en Toledo.

video

La exposición permanecerá hasta el próximo día 31 de Octubre y se podrá visitar de lunes a viernes entre las 9:15 a 14:00 por las mañanas y de 17:00 a 21:00 horas por las tardes, los sábados el horario es únicamente por la mañana.
La misma consiste en una exposición de paneles fotográficos y objetos relacionados con el Camino de Santiago, completándose con información sobre el mismo y mostrando los elementos jacobeos presentes en Talavera.
Desde aquí queremos felicitar a la Asociación de Talavera por su iniciativa y agradecerles su invitación a que colaboremos en la misma, así como invitar a todos los talaveranos a disfrutarla.



lunes, 13 de octubre de 2014

AÑO JUBILAR EN ESCALONA

La Santa Sede, ha decretado desde el 4 de Octubre al 31 de Mayo "tiempo jubilar" con motivo del 75 aniversario de la bendición de la patrona de Escalona, la Virgen de la Purísima Concepción.
El pasado domingo 5 de Octubre se celebró la inauguración del año jubilar con la presencia del Arzobispo de Toledo, D. Braulio Rodríguez Plaza, momento en el que se trasladó la imagen de nuestra patrona desde el Convento de la Encarnación de las religiosas Concepcionistas Franciscanas de Escalona a la Parroquia de San Miguel.

Será la primera vez que la Virgen de la Purísima permanezca ocho meses fuera de la clausura del convento, donde permanece nuestra Patrona salvo cuando se celebra la Festividad de la Inmaculada Concepción.

Durante estos meses, la Virgen permanecerá expuesta en la parroquia a la veneración de los fieles en la Capilla del Rosario, que cuenta con un pequeño camarín para que los devotos accedan a la imagen y pueda celebrarse un "besa manto" continuo.
La hermandad ha previsto turnos de custodia para cuidar la imagen y atender a los peregrinos que deseen ganar el jubileo ante la imagen de nuestra patrona confesando, comulgando y rezando por las intenciones del Papa y obtener la "Pulcritana" que es el certificado que se entregará a los peregrinos que acudan hasta la imagen de nuestra patrona con intención de ganar la Indulgencia Planaria de este año jubilar que culminará con su coronación canónica el 31 de mayo del año próximo.


Reseñar que es una oportunidad para todos los peregrinos que encaminan sus pasos desde el Levante español en lugares como Alicante, Cartagena o Valencia o en tierras Manchegas como Ciudad Real, por los Caminos de Santiago del Sureste, Levante o Manchego obtengan las gracias del jubileo; que a su vez coinciden con los caminos que Santa Teresa recorrió para la fundación de Conventos de la Orden de las Carmelitas Descalzas en lugares como Malagón, Toledo, Avila y Medina del Campo en este año que a partir del 15 de Octubre comienza la celebración del Año Teresiano, con motivo del cuarto centenario de su beatificación y del quinto centenario del nacimiento de la Santa.